Gestión por excepción

 

 

La gestión por excepción o tecnología PUSH es un requerimiento propio de los sistemas aislados o de comunicaciones intermitentes. Este tipo de tecnología nos permite que el dispositivo M2M pueda iniciar las comunicaciones sin ser interrogado previamente, de este modo puede permanecer en un estado “dormido” y solo levantar las comunicaciones cuando realmente sea necesario. Ello permite ahorrar ancho de banda en las comunicaciones, tráfico y consumos energéticos.

Existen protocolos de comunicaciones estándar para redes para redes de telemetría, telecontrol y M2M tales como DNP3, basado en una arquitectura abierta y de dominio público, incluyendo numerosas características que se aplican específicamente a este tipo de proyectos. Por ejemplo, el Grupo de Usuarios de DNP3 indica las siguientes características de DNP3 como las principales:

  • Gestión por excepción (Responder sin interrogación Unsolicited o mensaje espontáneo)
  • Interrogar y responder con múltiples tipos de datos en mensajes simples
  • Segmentar mensajes en múltiples tramas para asegurar la detección y recuperación ante errores
  • Incluir sólo los datos que han cambiado en los mensajes de respuesta (reporte-por-excepción)
  • Asignar prioridades a ítems y a su interrogación periódica según prioridad
  • Soporte de sincronización de tiempo y formato horario estándar
  • Permitir múltiples maestros y operaciones peer-to-peer
  • Permitir objetos definibles por el usuario incluyendo la transferencia de ficheros
  • Seguridad

Mejora las comunicaciones entre dispositivos y máquinas